Apple lucha por el nombre del iPad en China

Apple no sale de una disputa legal cuando ya se ha metido en otra, y en éste caso no es por su culpa.

Proview, una compañía taiwanesa, ha amenazado con demandar a la firma creadora de iPhone por un total de 1500 millones de dólares, dinero que le vendría muy bien ahora que está pasando por una racha económica desastrosa.

Según los responsables de Proview, le vendieron el nombre de iPad a Apple tiempo atrás (en 2006) para utilizarlo como marca global, pero en éste acuerdo no se incluían los derechos para su utilización en el mercado chino.

Proview es una empresa fabricante de pantallas planas, y afirma mantener en su posesión los derechos del nombre de iPad en toda China. Hace unos años, Proview intentó comercializar el I-Pad, un ordenador tablet que no llegó a buen puerto.

Yang Rongshan, máximo responsable de Proview, afirma que van a demandar a Apple por daños en China y los Estados Unidos. Según el papeleo oficial del caso, la base de datos de registro de propiedad muestra que Proview registró la marca iPad en Europa, China, Méjico, Corea del Sur, Singapur, Indonesia, Tailandia, y Vietnam. Tiempo despúes, Apple le compró la marca iPad correspondiente a los Estados Unidos a Fujitsu.

Más tarde, en 2006, Proview Electronics le vendió a IP Application Development el resto de los derechos de la marca por 55,000$, pero según ellos, no se incluía la propiedad en China. Tampoco sabían que trás IP Application se escondía una empresa asociada a Apple.

Ahora que Proview está en graves problemas financieros, con deudas de más de 400 millones de dólares, parece ser la ocasión perfecta para que intenten cobrarse su particular “venganza”. De momento, por parte de Apple insisten en que sí tienen los derechos de explotación en China, pero si pierden el caso pueden tener problemas para extender su dispositivo en éste mercado.

Vía | Financial Times

Escrito por Ieyasu | 29 de octubre de 2010 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta